¿SABES QUÉ TIPO DE PIEL TIENES?

Hola amores!!

Lo primero que debemos hacer para empezar a cuidarnos es determinar el tipo de piel que tenemos, para así saber qué tipo de productos debemos utilizar ya que serán distintos de una persona a otra.

También es importante saber que la piel cambia con el tiempo y que no siempre usaremos los mismos productos, dependen de la edad.

Piel normal6be46-belleza-1-4

Tiene un aspecto liso y delicado, es de color rosado y uniforme y brillo moderado mate. Sus poros son prácticamente invisibles. Tiende a ser mixta en la juventud y seca con la edad. No suele presentar granos ni espinillas y apenas se tensa con la limpieza. Aparecen arrugas con la edad.

Piel seca

Es una piel muy fina y con el poro cerrado, puede descamarse con facilidad y formar pequeñas arrugas prematuras a causa de la propia sequedad (sobre todo en la zona del contorno de los ojos y la boca). Tiene un aspecto mate, apagado y sin brillo, de un tono blanco rosado.

Si no se cuida o no se usan los productos adecuados, la piel seca puede convertirse con rapidez en una piel sensible.

tipos de piel

Piel grasa

Se caracteriza por mostrar grandes poros y la presencia de granitos e imperfecciones. A lo largo del día presenta un brillo más o menos pronunciado en todo el rostro, y sobre todo, en la zona “T” (barbilla, nariz y frente). Los poros son muy visibles y pueden dilatarse y obstruirse.

Apenas muestra arrugas producidas por la sequedad.

Piel mixta

Es la más común de todas. Tiene dos zonas bien diferenciadas: una grasa en la zona “T” (barbilla, nariz y frente), y otra seca, en los pómulos y alrededor de los ojos. En la zona seca casi no se muestran imperfecciones, aunque puede agrietarse y sufrir descamaciones. Suelen ser pieles que en la adolescencia han sido grasas y han ido mejorando con la edad.

piel-normal

 

Piel sensible 

La piel sensible tiene el poro invisible y tono claro, rosado o hasta transparente. Es la piel más delicada y frágil, y, por lo tanto, la más difícil de tratar. Picores, rojeces, irritaciones, cuperosis y sensación de tirantez son los trastornos que sufren con más frecuencia. Este tipo de pieles se ven muy afectadas por el aire seco de la calefacción o por el frío extremo. Además, ante determinadas sustancias activas reaccionan con irritaciones o enrojecimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.